la casa, el perro y la pelota

Ahora cómo le digo a mi mujer que un conocido me ha contado que ha vivido en un apartamento de un dormitorio hasta que sus dos hijos andaban por los 8 años. Los cuatro en un cuarto y, dice, todos contentos. Como le digo a mi mujer que eso es lo que yo quiero, aunque a lo mejor no es lo que quiero, sino lo que disfruto de vez en cuando. Y es que la casa se nos queda chica, es verdad.

No pido una casa más grande, me conformo conque estas lozas se conviertan en otras de un metro cuadrado, entonces el perro no estorbará se ponga donde se ponga. O sacrificar al perro, pero es que hace compañía, sobre todo cuando trabajo aquí solo en la casa o cuando corro. Una vez muerto podría cortarle la cabeza y disecarla, colgarla en el salón a modo de jabalí o de ciervo en esas ventas donde se vanaglorian de haber disparado a esos animales que a todos nos emociona ver… vivos. La cabeza del perro me haría compañía, pero no me traería la pelota cuando se la lance.

Ahora a ver cómo le digo a mi mujer que me traiga ella la pelota.

Anuncios

3 comentarios to “la casa, el perro y la pelota”

  1. Nazcoh Says:

    Qué bueno, me gusta. Corto pero bueno. No se lo digas, tú tira la pelota y a ver qué pasa. Aunque puede que tire ella de las tuyas, y no sé. Ciao

  2. lacajadepanduro Says:

    Nazcoh, me gusta que te pasees por aquí y comentes y des la impresión de que te has leído el texto, pero no nos fiamos de ti, y sabemos dónde estás pues te hemos puesto un transmisor en el culo, ten cuidado

  3. Pedro el Rojo Says:

    Ya sé que soy un toca pelotas, pero la loza no es la losa.

    Y el paso previo es meter la terraza en el salón. Aparentemente, una vez metida la terraza, se achica el salón, pero por lo visto da resultado.

    En la Fnac, que no veas, tío, como es de perita, venden unos marcos para fotos que se mueven (las fotos,porque para moverse ya tienes al perro) Puedes comprar uno y hacer varias fotos a tu perro cuando esté vivo para que en el marco dé la sensación de movimiento, de que te mira, que vuelve la mirada o que se da la vuelta. No sé si se le puede incorporar, me refiero al marco, sonido para que te hable, pero si es algo de la Fnac, seguro que sí, porque no veas como son, tío.

    No sé podría darte muchos consejos, pero no tengo ahora tiempo. Una cosa sí te digo, si le tiras la pelota y tu mujer no va a por ella, no desesperes, cómprate un libro de un tal Pavlov o Paulof, o algo así, que te explica lo que hay que hacer para que vaya.

    De nada, majete.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: